¿Qué características debe tener un/a constelador/a?

Una de nuestras sugerencias para las y los estudiante de nuestra Formación es la importancia de permanecer en un constante trabajo personal, buscando el desarrollo profundo de su percepción. Asimismo, los motivamos a mantenerse, en lo posible, alejados de los juicios y abiertos/as siempre a lo desconocido para sostener un “no saber”, esperando que emerja la información necesaria.

Un/a constelador/a debería tener muy buena capacidad de observación y de escucha. Es fundamental que desarrolle su “centro vacío”, de tal forma que pueda percibir y conectar con el consultante o persona que trae una situación para mirar y resolver.

Llamamos “centro vacío” al acto interno de "vaciarse de sí mismo" para abrir la conexión con el campo de conocimiento y permanecer en contacto con algo más grande, lo que permitirá estar disponible para recibir la información del sistema del consultante y poder desarrollar así la constelación de forma lo más abierta y respetuosa.

También es importante que un/a constelador/a tenga una mirada sistémica y amplia, que conozca y comprenda los órdenes del amor, y las frases sanadoras, aquellas que a través de un lenguaje claro y concreto, abren la mirada e instalan una nueva creencia en el pensamiento de quien pide ayuda.

Son fundamentales, además, la capacidad de esperar, de hacer silencio, y sobre todo, el cuidado y respeto por el proceso de cada persona.

En definitiva, un constelador está al servicio: al servicio del consultante, al servicio de su familia, al servicio de la vida y al servicio de lo superior.

Te invitamos a conocer nuestra #Formación2021


15 vistas